12 de agosto de 2017

PSP: Las películas en UMD

El Universal Media Disc es un tipo de disco óptico desarrollado por Sony para almacenar juegos y películas para su consola portátil PSP.

Puede contener un máximo de 1'8 gb de información (o 900 Mb si no es de doble capa). Tiene una protección de plástico externa para impedir que el soporte reciba daños al manipularlo por parte del usuario.

Las películas se codifican con H.264, códec muy avanzado para la época que permite comprimir de una manera muy eficiente películas de calidad DVD, aunque debido al poco espacio del UMD se solían suprimir la mayoría de los extras.

Cuando Sony lanzó la PSP pensaba reproducir en el sector portátil el éxito sin paliativos de sus consolas PS1 y PS2, pero fracasó, la PSP se convirtió en una consola minoritaria que solo teníamos los fanáticos de videojuegos de la época.

Debido a ese paseo triunfal que los directivos de Sony auguraban para la PSP algún lumbreras decidió que además de hacerse con el monopolio de los juegos portátiles la PSP iba a inaugurar una nueva era en el vídeo portátil, por supuesto con el sobrevalorado catálogo de Columbia Pictures (perteneciente a Sony) y cobrando un canon a todo el resto de empresas del sector que quisieran publicar sus películas en este formato.

La pantalla de PSP (la primera versión) tenía muy poco brillo, solo era utilizable en lugares oscuros por lo que no servía para jugar en exterior o en lugares con alguna iluminación, por lo que utilizarla para ver una película fuera de casa era una locura,  el sonido era estéreo (olvídate de 5.1 y esas cosas) a través de auriculares con poco volumen y por último estaba el consumo de batería, el uso de un motor físico para rotar el UMD drenaba la electricidad a una velocidad digna de la Game Gear. En conclusión, que no era una opción portátil para ver cine -ni para jugar, realmente-.

Los UMDs de películas eran además muy caros, en una época en que la piratería de internet ya estaba descontrolada pagar un dineral por un UMD que solo podías ver en la PSP en tu habitación conectado a la corriente no era una buena inversión. Decenas de UMDs de películas de Columbia se amontonaban en las estanterías de las tiendas de videojuegos sin que nadie les hiciese ni caso. Ya me imagino los maravillosos Powerpoints que mostraban en las presentaciones con esas gráficas de beneficios siempre hacia arriba :).

En conclusión, el fracaso fue absoluto, de hecho este tipo de películas no le interesan ni a los coleccionistas, ayer mismo me compré una por 50 céntimos para ilustrar este post.

Cuando Sony se pone soberbia pasan estas cosas, no es tan fácil hacer creer al consumidor que necesita algo en su vida que no le aporta nada. Como siempre, sobrevalorando el valor de su catálogo de propiedad intelectual :|

Os adjunto unas fotos de mi compra de ayer para ilustrar el post, no voy ni a usarlo, no tiene sentido: