27 de junio de 2012

Personal: Sobre cuadros y edificios

Una cosa es pintar un cuadro y otra bien distinta es construir un edificio.

Lo mismo sucede con una web o con una aplicación móvil, hay muchos profesionales que provienen del mundo del diseño gráfico o de la creatividad que si bien tienen muchas habilidades artísticas no tienen el mismo nivel para estructurar contenidos y funcionalidades.

Una aplicación es como una ecuación con multitud de variables, no puedes ponerte en mitad del proceso de resolución a eliminar incógnitas o a cambiar los elementos de la misma, por más que al ver como se está desarrollando te des cuenta de que no es lo que tú esperabas, si lo haces la fastidias.

En el mundo de la publicidad tradicional se hacen muchos cambios el día antes de la entrega, el papel todo lo puede, y a base de café y de no dormir se llega casi siempre. Pero la programación no es así, requiere más tiempo, requiere incluso mucho I+D. En mi experiencia es muy complicado transmitir esto a un creativo o diseñador tradicional, hasta que no lo sufren en sus propias carnes con 2 o 3 proyectos no lo comprenden.

Una cosa es pintar un cuadro y otra bien distinta es construir un edificio, en el mundo de la programación el espíritu artístico y el ego no casan con los resultados.