4 de marzo de 2012

Megaupload y la quema de libros

A lo largo de la historia las autoridades políticas y religiosas han ordenado la quema de libros contrarios al sistema o a su ideología. El objetivo de esta quema era proteger el status quo e impedir que la población se "contaminase" con otras ideas o doctrinas. Esta destrucción de libros ha acabado con obras de incalculable valor cultural que se han perdido a lo largo de la historia.

A día de hoy en los países occidentales la quema de libros ya es algo del pasado, al menos la quema de libros dirigida desde el poder, siempre quedan sujetos o determinados grupos de fanáticos que destruyen libros, pero son acciones con valor simbólico ya que la obra repudiada no se pierde en sí.

Con el cierre de Megaupload por parte de las autoridades judiciales americanas se va a producir un borrado masivo de ficheros de los servidores que tenía esta empresa, ficheros que según la policía son en su mayor parte obras protegidas por los derechos de autor, el problema es la otra parte, la parte minoritaria perteneciente a millones de autores. ¿Cuantas creaciones propias e únicas de los usuarios van a ser destruídas? Desde una pequeña poesía a una novela abandonada y olvidada en los recovecos del servidor. ¿Y si alguno de estos contenidos es en realidad una obra maestra que se va a perder para siempre?

La mayoría de las quemas de libros han sido hechas por gente que estaba convencida de que obraba bien y de acuerdo con la ley vigente en ese momento. Lo mismo sucede con el cierre de Megaupload.

¿Pasará el cierre de Megaupload a la historia cómo la primera gran quema de libros digital?


No hay comentarios: