28 de abril de 2009

Tu primer comercial son tus webs

Así que pelea cada una de ellas al límite. Te vas a topar con decenas de clientes que no conocen el medio y que van a hacer todo lo posible por autosabotearse, pero tú debes tenerlo claro, por encima del presupuesto de una web está el trabajo bien hecho.

Da igual que una web sea más bonita o más fea, debe ser profesional, debe ser útil, debe ser fruto de la planificación de un conocedor del medio y no de los vaivenes del cliente. Los clientes conocen muy bien su negocio, pero tú, como profesional de la web, conoces este medio mejor que ellos. Hay que ayudarlos a sacar el máximo partido a la web, aunque sea con mucha mano izquierda.

Es costumbre poner a pie de página una pequeña firma con el consabido "Powered by" o "Desarrollado por". Qué sepas que con cada trabajo que marcas con tu sello estás dando un paso atrás o un paso adelante para consolidarte o extinguirte en el mercado.

No hay comentarios: