22 de junio de 2007

Videojuegos: La polémica de Manhunt 2

Al parecer Manhunt 2 no va a ser publicado tampoco en España, al menos tal como es ahora. En Estados Unidos en el caso de ser publicado lo sería con el sello de "Solo para adultos", y allí por lo que tengo entendido ese sello se respeta, no es cómo en España, donde la calificación de edades no la respeta nadie.

¿Mi opinión sobre el tema? Mmmm, de entrada estoy en contra de todo tipo de censura. Lo que me dicta el corazón es que al igual que sucede con el cine cualquier juego se pueda estrenar, pero eso sí, con una calificación por edades (la PEGI me parece muy completa) que se respete por parte de los vendedores de juegos. Pero esa libertad de expresión debe tener unos límites que son los que marca el código penal, por ejemplo, sería inadmisible un juego sobre la violencia de género donde el héroe fuese un maltratador.

¿Compraría yo este juego? No lo conozco ni sé el grado de violencia que tiene. Vi la primera parte en casa de David un día 5 minutos y no parecía más violento que un Grand Theft Auto. Ahora abajo os pondré algún vídeo. Si el juego es cómo dicen en la tele (seguro que no tiene nada que ver) no lo compraría.

Lo que sí que me tiene harto ya del mundillo de los juegos es que copian demasiado
el sistema de promoción de Madonna: el escándalo. Con este sistema se trata de intentar salir en los grandes medios de masas para que hablen de tu producto a base de hacer un juego superviolento, o bien que salga Jesucristo de por medio (esto aún no ha llegado pero ya lo harán) o bien que salgan escenas de sexo con burros (tampoco ha salido aún pero antentos) o una mezcla de todo ello. El caso es escandalizar, que te saquen en la tele y conseguir por todos los medios que algún grupo de los que tiene mala prensa televisiva (si es la Iglesia mejor) diga que tu juego es malo... y a ganar millones se ha dicho :|

Me encantan los videojuegos, hasta los malos videojuegos. Pero por favor, que no caiga el sector en la trampa de copiar a las dos industrias más carcas del planeta (la del cine y la de la música), pero que estoy diciendo, si ya lo hacen :), todo por la pasta...





Comparte este Post:
Menéame Digg!

2 comentarios:

David dijo...

¡Inadmisible! No hay que perder la perspectiva: estamos hablando de un videojuego, una ficción. En él no se mata a nadie, no se descuartiza a nadie, no sufre nadie. Si nos ponemos en esa tesitura deberían retirar hasta el Mario Bros. por simular maltrato a los animales (saltar encima de unas tortugas hasta aplastarlas no es muy cívico ni ético). ¿Cual es la diferencia, que los gráficos son mejores, más realistas? ¿Que llena de malas ideas las cabezas de los niños? Volvemos al eterno dilema: desde hace tiempo "juego" (al igual que "dibujos animados") no va necesariamente ligado a "niño".

Como viene siendo habitual se está tratando de suplantar mediante la censura el cada vez más ausente "control parental", los valores que deberían aprenderse en el seno de la familia y la educación que cada vez brilla más por su ausencia.

Angel dijo...

Estamos con lo de siempre para hacerle daño a una industria desconocida por la mayoría de la gente.

Por supuesto debe haber una calificación para mayores de 18, al igual que pasa con ciertas películas, para que los padres sepamos a que atenernos y no ponerle el juego a la nena de 6 años.

Pero todo lo demás es censura. Y si nos podemos a censurar, me pido el puesto jefe censor (prepárate Almodovar!!!).

Pienso que sólo se trata de darle promoción gratuita a un juego.

Pero en el fondo de la cuestión pienso que radica la dejadez que tenemos los padres respecto la eduación de nuestros hijos. Queremos que el estado lo haga todo, y si hay un juego o lo que sea que no es bueno para ellos renunciamos a nuestra obligación de seleccionar lo adecuado para nuestros hijos y le traspasamos la responsabilidad al gobierno de turno.

Pues no señores, no debe haber censura y yo que tengo 3 críos ya me encargaré de ver con ellos la tele (para saber lo que ven), jugar con ellos (para saber a lo que juegan) y navegar con ellos con Internet (para que no anden metiéndose en páginas en las que no tienen que entrar.

Se supone que es mi trabajo y el de mi mujer, sino que narices es ser padre?.

Saludos y perdón por el pedazo pastel que me ha salido.