29 de abril de 2007

Seguridad: Solidaridad Wifi

A mi amigo Rubén Calvo (a quien por cierto le debo un Meme) es un admirador de la figura de Martin Varsavsky.

Este conocido emprendedor argentino lleva tiempo peleando con una iniciativa llamada FON. Este proyecto se basa en que los usuarios de Internet vendan su ancho de banda sobrante a otros usuarios a través de Wifi.

Pues a día de hoy en España esto no tiene mucho sentido, ya que nuestras ciudades están llenas de generosos vecinos que dejan su router Wifi abierto para que nos conectemos a Internet (especialmente los fines de semana).

Ahora mismo estoy en casa de mis suegros, y cómo el router Wifi está en la habitación de mi cuñada y no quiero despertarla para encenderlo pues me ha tocado conectarme a uno de los 4 Wifis que tengo abiertos en este edificio (aquí hay más de 80 viviendas).

Y bueno, os escribo desde esa conexión mi Post :)

Ahora alguno me dirá... ¡Nooooooo!, pueden ver lo que haces si ponen un sniffer en esa red... ya, pero estoy en protocolo https al publicar el post, y no creo que ese vecino sepa cómo desencriptar las tramas de datos que estoy enviando a través de él :)

El único problema es que si me diese por cometer algún delito a través de Internet la IP registrada sería la del vecino. Y siempre hay memos que no respetan al prójimo que se aprovechan de estas cosas.

¿Habrá previsto el señor Varvasky ese problema con FON? Supongo que sí.

En conclusión, que ahora mismo las ciudades españolas ya son Wifi porque en cualquier esquina te encuentras una conexión abierta. Supongo que cada vez más irán cerrando esas conexiones con protocolos de seguridad, pero bueno, todo protocolo termina teniendo un montón de agujeros con el tiempo.

Comparte este Post:
Menéame Digg!

1 comentario:

Angel dijo...

Hoy en día las compañías que comercializan servicios Wifi ya traen los routers inalámbricos con la seguridad WEP activada y con una clave por defecto.

Pero es cierto que todavía puede uno circular por cualquier sitio y encontrar conexiones abiertas.

Respecto a FON, al principio parecía que iba a tener éxito, pero parece un poco parado. Entre otras cosas porque la fonera viene bloqueada.

De todas formas, a nivel de seguridad no sé si será fácil entrar en la red inalámbrica.

Aunque tontos siempre habrá, basta ver la de gente que comparte en el emule la carpeta de mis documentos.